Balatas

Pisas y pisas el freno y tarda mucho en frenar, mientras ves que el automóvil que esta frente a ti se acerca poco a poco, mientras piensas en ¿por qué no tengo seguro?, pero mágicamente frena el automóvil al fin y das un respiro muy profundo (más si el automóvil es un Mercedes Benz), y al llegar con el mecánico y comentarle que fue lo que paso, como si fuera algún embrujo lo que hacía que no se detuviera el auto, pero no es así, sólo tienes problemas con tus frenos.
Bueno, pero vamos por partes, ¿cómo saber que debemos cambiar nuestras balatas?, estos son algunos de los "síntomas" clásicos:

*Vibraciones al pisar el pedal del freno.
*Pedal de freno se hunde al pisar
*Presionar por un tiempo prolongado el pedal de freno para que el vehículo se detenga.
*Un ruido al pisar los frenos del vehículo.

El cambiar las balatas es algo que siempre debemos tomar en cuenta, ya que se puede complicar el frenado repentino poniendo en riesgo la seguridad del conductor y de los pasajeros.
Los fabricantes de refacciones para auto recomiendan cambiar las balatas cada 25 mil Kilómetros, sin embargo, no es una ley, debemos cambiarlas cada vez que se requiera, siempre que llevemos nuestro auto a servicio hay que recordarle al mecánico que revise el sistema de frenado.

¿Quieres saber si tus balatas necesitan ser cambiadas? o ¿quieres cotizar unas al precio más bajo?...
Refaccionaria DANED tiene las mejores, de todas las marcas y al mejor precio llámanos y compruébalo…

Teléfono: 15 24 58 61

Bobina de encendido

A todos nos ha pasado, llegas a tu automóvil y le das "cran" con la llave y no prende, das varias veces hasta que el auto se ahoga, te bajas abres el cofre/capo y ves el motor, das algunos golpes a la batería y miras con detenimiento todo el motor y llegamos a conclusión de que "Todo esta bien", deseando que aparezca milagrosamente una flecha que te diga "Esto no funciona" y no aparece, después de llamar a la grúa y llevar el auto al mecánico nos dice que es la bobina y tenemos que cambiarla, pero ¿qué es la bobina?, aquí te diremos que es la bonina de encendido.
La bobina de encendido es la que se encarga de suministrar la corriente de encendido a las bujías para que el motor tenga combustión, existe una gran gama de bobinas de encendido:


Bobina Clásica
Una sola bobina proporciona la corriente de alta tensión a el conjunto de bujías. La tapa del distribuidor distribuye la corriente y la encontramos en sistemas de encendido más antiguos.


Bobina de distribuidor de alta tensión o Bobina doble

Administra la distribución de corriente sin utilizar la tapa del distribuidor. La componen dos bobinas y cada una de las mismas alimenta dos bujías por vez. Está conectada a las bujías por cables.


La bobina rampa de distribuidor de alta tensión

Administra la distribución de corriente sin utilizar la tapa del distribuidor, tiene dos bobinas y cada una alimenta dos bujías por vez, esta se coloca directamente sobre las bujías y se cambia por bloque.


Bobina doble independiente

Esta bobina administra la distribución de la corriente sin utilizar del distribuidor, son dos bobinas, cada una de ellas alimenta dos bujías a la vez.


Bobina Lápiz

Es una bobina por bujía y se conecta directamente en sobre la bujía.

¿Tengo que cambiarla?
Pues claro que debemos cambiarla, si tu bobina esta defectuosa el motor no puede arrancar ya que las bujías no producen chispa. Cuando el motor es de varias bobinas (una por cada cilindro) y no funcionan correctamente. el motor funciona irregular, pierde potencia y suavidad.

¿Cuándo debería cambiarla?
Cuando una bobina (de varias) no funciona, el motor funciona a trompicones. Y si es la única bobina, entonces el motor no arranca.
La bobina es un componente eléctrico que no admite un funcionamiento irregular. O funciona, o no funciona, no hay término medio.
Diagnóstico de una bobina de encendido
Una bobina defectuosa se puede detectar mediante una herramienta electrónica (Valise) que se conecta a la toma de diagnóstico del vehículo.

Así no se queden en el camino a las primeras señales de alerta lo mejor es mandar revisar nuestro automóvil para no sufrir de percances que después sale más caro reparar.